Información básica sobre el lenguaje de señas

Publicado: 08 de enero de 2021, 13:00
  1. Social
Información básica sobre el lenguaje de señas

La lengua de señas es la forma de comunicación a través de gestos que utilizan las personas con discapacidad auditiva o complicaciones del habla . Estos últimos suelen estar asociados a algún problema auditivo previo. En cuanto a su legislación , en España contamos con la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, hipoacúsicas o sordociegas. Esta ley garantiza la asistencia de un intérprete de lengua de signos para situaciones como visitas al médico, trámites oficiales, juicios, etc.

Este lenguaje es conocido por las siglas LSE en España y consiste en un sistema de gestos y expresiones visuales realizadas en su mayoría con los dedos y las manos. La lengua de signos a través de los gestos y la vista sirve para hacer posible la comunicación entre personas que tienen dificultades para comprender el lenguaje oral en el que la comunicación se realiza a través de la voz y el oído. Los inicios del uso de este sistema de comunicación se remontan al siglo XVII . En el caso de personas con problemas de sordera y ceguera, los gestos suelen ser táctiles, es decir, realizados en la palma de la mano; lo que se llama el sistema dactilológico .

En cuanto a la universalidad de la lengua de signos, no existe una como tal, ya que cada país utiliza una lengua de signos regida por sus propias normas. En España tenemos la lengua de signos española y también el catalán.

Hace años, el conocimiento de la lengua de signos era de unos pocos, pero en la actualidad cada vez son más las personas interesadas en aprender esta lengua tan especial. Ya sea por necesidad porque algún conocido o familiar sufre de patologías auditivas, por respeto a aquellas personas que puedas conocer que necesiten esa vía de comunicación o, también, por cuestiones laborales. La figura del intérprete de señas está, afortunadamente, cada vez más normalizada en diferentes contextos y puede ser una muy buena salida laboral.

Noticias relacionadas

Profesionales con pérdida auditiva 18 ene

Profesionales con pérdida auditiva

18/01/2023 Social
La discapacidad auditiva puede presentar desafíos significativos en el lugar de trabajo. Sin embargo, con las herramientas y los recursos adecuados, las personas con discapacidad auditiva pueden tener éxito en una variedad de carreras. Empleo para personas con discapacidad auditiva Tener
¿Cómo se relacionan las depresiones con la pérdida auditiva? 16 ago

¿Cómo se relacionan las depresiones con la pérdida auditiva?

16/08/2021 Social
La comunicación con los demás y con el entorno es una de las necesidades humanas básicas. Piense en esas ocasiones únicas en las que no puede comunicarse porque no comparte un idioma, porque hay un ruido de fondo extremadamente alto o por muchas otras razones. Es frustrante, ¿no? Pues imagina que
El uso de audífonos mejora nuestras relaciones sociales 5 jul

El uso de audífonos mejora nuestras relaciones sociales

05/07/2021 Social
El oído es uno de los sentidos más importantes del ser humano, aunque no siempre le prestemos la atención que merece. No tenemos visitas periódicas a especialistas en audición como podemos tener al dentista, por ejemplo. Sin embargo, su cuidado y revisión deben ser hábitos imprescindibles, y es que
Salud auditiva y rendimiento en el trabajo 28 jun

Salud auditiva y rendimiento en el trabajo

28/06/2021 Social
Cuando se trata de relacionar la salud auditiva con el desempeño en nuestro lugar de trabajo, hay dos cuestiones que tendremos que abordar. Por un lado, el bajo rendimiento asociado a una enfermedad auditiva no tratada y, por otro, el daño que está sufriendo nuestra audición cuando la exponemos a

Financiado por la Unión Europea - NextGenerationEU. Sin embargo, los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o la Comisión Europea. Ni la Unión Europea ni la Comisión Europea pueden ser consideradas responsables de las mismas.