Sordera y resfriados repentinos

Publicado: 18 de noviembre de 2021, 11:02
  1. Salud
Sordera y resfriados repentinos

El otoño y el invierno son las épocas en que los resfriados son más comunes. Aunque es una condición que no suele representar una amenaza grave para la salud, lo cierto es que, en algunos casos, puede generar complicaciones graves, como la sordera repentina .


La sordera súbita o pérdida auditiva neurosensorial repentina es la pérdida rápida y repentina de la audición. Por lo general, ocurre en un oído y aparece de forma repentina o gradual durante varios días. Se trata de un tipo de sordera que se caracteriza por una pérdida auditiva de al menos 30 decibelios en menos de 72 horas y se presenta en pacientes que no suelen tener antecedentes de problemas auditivos.


Una sordera repentina hace que, por ejemplo, una conversación ordinaria se escuche como si fuera un susurro. Las personas que sufren de sordera repentina también pueden escuchar un zumbido o silbido constante en el oído, conocido como tinnitus, que puede ser muy desagradable.


¿Cómo afectan la audición las gripes o los resfriados?


En el caso de resfriados y gripes, la infección que los provoca puede desencadenar síntomas que afectan al oído.


En ocasiones los síntomas de una sordera súbita y una pérdida auditiva regular asociada a una gripe o un resfriado pueden confundirse: la primera aparece de forma repentina y afecta gravemente al oído, la segunda es sentir cierto taponamiento o notar los sonidos como amortiguados. Además, si la pérdida auditiva persiste después de dos días, debe consultar a un médico o técnico auditivo.


Otras causas que pueden provocar sordera súbita


Entre sus diversas causas se encuentran:

  • Infecciones
  • Traumatismos o lesiones en la cabeza.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Fármacos ototóxicos.
  • Enfermedades neurológicas.
  • Problemas vasculares o de circulación sanguínea.

Otros trastornos del oído interno.

Si detectamos que podemos estar ante un caso de sordera súbita, es fundamental iniciar el tratamiento lo antes posible, aunque se desconozcan las causas.


Según el Instituto Nacional de Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD), aproximadamente la mitad de los pacientes con esta afección recuperan parcial o totalmente la audición de forma espontánea en el plazo de una semana o días después de perderla.

Noticias relacionadas

¿Por qué somos lo que escuchamos? 15 feb

¿Por qué somos lo que escuchamos?

15/02/2023 Salud
"Eres lo que escuchas". Seguro que has oído esto más de una vez. ¿Pero por qué? Se dice que eres lo que escuchas porque el oído es uno de los sentidos más importantes que tenemos y afecta profundamente a nuestro comportamiento, personalidad y formación cognitiva y emocional. Los sonidos que
¿Por qué perdemos la audición a medida que envejecemos? 21 nov

¿Por qué perdemos la audición a medida que envejecemos?

21/11/2022 Salud
Hay muchos factores que pueden contribuir a la pérdida auditiva relacionada con la edad. Puede ser difícil diferenciar la pérdida auditiva relacionada con la edad de la pérdida auditiva que puede ocurrir por estar expuesto al ruido durante mucho tiempo. Con el paso de los años, el cerebro se
¿Cómo cuidar la salud auditiva de los niños? 15 sep

¿Cómo cuidar la salud auditiva de los niños?

15/09/2022 Salud
Escuchar bien es importante para poder hablar bien. La pérdida de audición puede tener efectos tanto en el desarrollo del lenguaje para poder comunicarse, como a la hora de aprender y relacionarse socialmente. Por lo tanto, es importante hacer exámenes audiológicos a los niños. En nuestro centro
La función de la cera en los oídos 8 ago

La función de la cera en los oídos

08/08/2022 Salud
El canal auditivo externo está revestido con folículos pilosos y glándulas que producen un aceite ceroso llamado cerumen. La cera casi siempre se abre paso hasta la abertura del oído, como consecuencia del movimiento de la articulación del maxilar inferior cuando comemos, hablamos, masticamos...

Financiado por la Unión Europea - NextGenerationEU. Sin embargo, los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o la Comisión Europea. Ni la Unión Europea ni la Comisión Europea pueden ser consideradas responsables de las mismas.